Categorías de alojamientos


¿Qué significa categorizar el alojamiento? Al categorizar un alojamiento estamos efectivamente dándole una valoración.
Y como se establece esa valoración?. Mediante el establecimiento de niveles o estratos: “categorías”, en nivel decreciente, fijando pautas o normas a cumplir para cada uno de esos niveles. Cuanto más alto el nivel, más requerimientos. Y de esta manera se “categorizan” los alojamientos.

Ahora, esta categorización no es universal ni mucho menos. Es mas, es uno de los temas más problemáticos del alojamiento.
Las categorías son diferentes según los distintos distritos, y los requisitos difieren según la legislación vigente en cada lugar.
Podemos encontrar los siguientes tipos de categorización:

• Estrellas (1 a 5)
• Soles
• Letras (A, B, C)
• Cualidad (Lujo, Primera, Superior, Turista, Económico)

Esta falta de uniformidad de estándares sin duda alguna genera la desconfianza de los consumidores (sean AV o pasajeros) que muchas veces no saben que van a encontrar a la hora de llegar a un hotel a pesar de conocer la categoría.

En la práctica, esta ausencia ha sido paliada en cierta manera por el crecimiento de hoteles de cadena, que poseen una marca internacional, al igual que estándares, elemento que no poseen los hoteles que son administrados en forma independiente por sus dueños.

Veamos el caso de Sheraton. Cualquier persona sabe que va a encontrar en un Sheraton, encuéntrese el mismo a la vuelta de la casa o en el otro extremo del mundo. Ahora, ¿podemos tener la misma certeza de un hotel independiente del que nunca hemos oído hablar, a pesar de conocer su categoría?

Seguramente que no.

Posts Relacionados: