Ejemplos de pronombres indefinidos

Los pronombres indefinidos semánticamente señalan personas, objetos, tiempo, lugar o cantidad de modo vago e impreciso.

Señalan seres u objetos: alguien, nadie, alguno, cualquiera, cierto, ninguno. (Ninguna persona. Alguna bebida. Ciertos animales).
Señalan cantidad: mucho, poco, bastante, algo, demasiado (Bastantes personas. Estudia demasiado. Bebe mucho).
Señala lugar: dondequiera (Dondequiera que vayas te seguiré).
Señalan tiempo: antaño, siempre, nunca (Siempre camina. Antaño vivía en el norte).

Morfológicamente, algunos son invariables (nadie, nada, nunca, alguien, dondequiera); otros sólo tienen plural (bastantes, cualesquiera) y otros tienen femenino y masculino, singular y plural (cierto/a: ciertos/as; mucho/a: muchos/ as). Alguno, ninguno y cualquiera tienen apócope (algún, ningún, cualquier).
Sintácticamente no se comportan del mismo modo: los indefinidos alguien, nadie y nada funcionan como sustantivos (Alguien canta. No dijo nada. Nadie había llegado. No vi a nadie).

Los indefinidos de lugar y de tiempo funcionan como adverbios (circunstanciales): Siempre llegó tarde. Nunca estuvo aquí.
Los de cantidad funcionan como sustantivos cuando están solos; como adjetivos cuando acompañan al sustantivo y como adverbios cuando se refieren al verbo, un adjetivo u otro adverbio (Pocos se quedaron en casa. Pocos amigos se quedaron en casa. Lee demasiado. Es demasiado acelerado. Está demasiado lejos)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *