Ejemplos de preposiciones

Vimos que los subordinantes sirven para relacionar elementos (palabras, construcciones o proposiciones) que cumplen distinta función, que dependen unos de otros.
En nuestro código tenemos varios tipos de subordinantes, como los nexos comparativos (que, cual, como) y las preposiciones.

Las preposiciones son: a, ante, bajo, con, contra, de, desde, en, entre, hacia, hasta, para, por, según, sin, sobre, tras. Hay dos que ya no se usan (son arcaísmos): cabe y so. Cuando las preposiciones a y de preceden al artículo el, se contraen, se achican, y dan al y del. Las contracciones al y del funcionan como subordinantes.
Morfológicamente, las preposiciones carecen de género y número (son invariables).

Desde el punto de vista del significado, expresan la relación existente entre dos ideas que dependen una de otra. Sintácticamente, las preposiciones subordinan modificadores indirectos, objetos indirectos y complementos. La construcción encabezada por preposición se divide en dos partes: la preposición (o subordinante) y las palabras subordinadas (o término).

Hay construcciones que funcionan como una preposición; se llaman frases o modos prepositivos: junto a (que reemplazó a cabe), a causa de, en vista de, por medio de (equivalen a por), encima de (equivale a sobre), y otras como a fin de, delante de, en medio de, por encima de, frante a , por entre, detrás de, debajo de, etc.

Ejemplos del uso de preposiciones en oraciones:

El vino blanco de papá.
El vino con agua no es agradable.
El regalo es para Adriana.
El zapato sin suela da olor.
El zapato contra la pared.
La sandalia marrón bajo la cama.
Los platos sobre la mesa.
Vino desde cualquier lugar del mundo.
El ladrón trás las rejas.
Ante cualquier duda primero pregunta.




Posts Relacionados: