Ejemplos de comparación

La comparación es la expresión de la semejanza de dos objetos. Se distingue de la metáfora, en que lleva explícita la palabra como u otras equivalentes. Por lo general, se la usa para hacer más comprensibles las ideas abstractas o para reforzar una expresión:

Ejemplos de comparaciones:

partir como una flecha
claro como el agua
malo como Caín
grande como una montaña
alto como un edificio
rojo como un tomate
verde como una planta
entusiasmado como niño con juguete nuevo
contento como perro con dos colas



Posts Relacionados: