Ejemplos de onomatopeyas

Los onomatopeyas son palabras o ruidos con los que se intenta representar con la pronunciación de las mismas el sonido de aquello a lo que estamos intentando imitar. Las onomatopeyas pueden usarse para imitar el sonido de un animal, un sonido o ruidos cualquiera e incluso la forma de algún objeto o cosa.

Algunos ejemplos de onomatopeya son:

- Beeeeee: Esta onomatopeya estaría representando el sonido que emite una oveja cualquiera.

- BUM: Esta podría representar el sonido de una explosión o de cualquier golpe que fuera lo suficientemente fuerte como para compararse al sonido de una explosión.

- Piiiii: Esta podría representar el sonido del timbre de una casa, o por el contrario, el pito de un coche.

También, las onomatopeyas pueden ser distintas según el idioma y el país del que las pronuncie. Esto sucede constantemente con sonidos difíciles de articular fonéticamente, como por ejemplo:

- Un cerdo: En ingles sería: Oink oink. Por el contrario en español sería: Uic uic

- Un perro: Este es uno de los ejemplos más claros con distintas palabras pero mismo significado. En español sería: Gua gua. En inglés: Arff arff.

Como tipo final, también podremos encontrar onomatopeyas gráficas, las cuales suelen ser utilizadas en cómics:

onomatopeyas ejemplos




Posts Relacionados: