Ejemplos de sustancias y compuestos

Según estén constituidas por moléculas simples o compuestas, las sustancias se clasifican en dos grupos:

Sustancias elementales: están formadas por moléculas simples. El hierro (Fe), el azufre (S) y el sodio (Na), por ejemplo, son sustancias elementales o simples, llamadas también elementos químicos.

El símbolo químico corresponde a la inicial, en mayúscula, del nombre en latín, y una segunda letra, en minúscula, si la inicial coincide con la del nombre de otro elemento (Hierro: Ferrum; azufre: Sulphur, Sodio: Natrium).

Compuestos químicos:  son  sustancias formadas por moléculas compuestas, v pueden fragmentarse en otras sustancias compuestas o en sustancias elementales. La sal común, o cloruro de sodio (NaCl), es un compuesto químico, ya que está formado por dos sustancias elementales: sodio (Na) y cloro (Cl).

Mezclar no es lo mismo que combinar

Cuando se forma un compuesto químico, es necesario que los átomos de las sustancias elementales que lo componen reaccionen entre sí. La sustancia así formada sólo se puede volver a descomponer por medio de una nueva reacción química. No existe ningún método físico de separación que permita recuperar los átomos originales. Así, una vez formada la molécula de agua a partir de oxígeno e hidrógeno, ya no se puede separar por métodos físicos.

Analicemos ahora el aire: está constituido por varios gases, entre ellos, el nitrógeno, el oxígeno y el dióxido de carbono. Estos gases están mezclados, pero no se combinan, ya que no reaccionan entre sí.

Una mezcla es entonces, la reunión de dos o más sustancias que no reaccionan entre sí y que pueden separarse por algún método físico, como la filtración, la destilación, la sublimación, etcétera. Los componentes de una mezcla no están unidos químicamente y conservan sus propiedades físicas y químicas.



Posts Relacionados: